|

Se libra batalla frente al concepto de arte indígena

Por Vanessa Gómez Mendoza

La sociedad mercantil ha hecho que el concepto de artista indígena se le atribuyera erróneamente a algunas etnias colombianas

Estamos frente a un conflicto de identidades. La revista Semana reiteró hace dos días la cancelación de la exposición de 20 piezas del Parque Arqueológico de San Agustín que se llevaría a cabo el 28 de noviembre en el Museo Nacional de Colombia, pues un grupo de indígenas de la comunidad Yanacona lo imposibilitó, llegando incluso a cometer actos violentos, por considerarlas sagradas y patrimoniales, mientras que muchos enfurecieron por haber hecho un impedimento al conocimiento cultural en Colombia.

Hace algún tiempo se me solicitó escribir un listado con los mejores artistas indígenas colombianos del momento con el fin de promoverlos y escribir un artículo cultural llamativo; hoy me doy cuenta que ese “top five” que pensaba hacer no se dará, primero porque no hay un reconocimiento de estos como tal y principalmente porque por parte de los indígenas hay producción de objetos que aunque en la cultura occidental podríamos darle un valor artístico, dentro de las tribus indígenas el llamado “arte” no existe.

jacanamijoy

Carlos Jacanamijoy, artista de procedencia indígena. Foto tomada de www.colombia.com

Algunos críticos, lectores o visitantes de museos podrían reprochar que Carlos Jacanamijoy, artista contemporáneo proveniente de la cultura indígena ingana del Putumayo, sea un ejemplo del arte indígena, pero él es un artista que aunque carga con el peso de sus raíces y usa una exitosa temática naturalista está arraigado a un circuito artístico comercial, lo que contamina la noción de espiritualidad o funcionalidad que los indígenas tienen sobre los elementos que ellos realizan. Ana María Olivos, docente experta  en historia del arte de la Universidad de la Sabana, afirma que los galeristas, curadores, jefes de museo y las políticas culturales de cada país, les dan un enfoque y un sentido determinado a las obras expuestas. No se puede hablar de la no existencia de artistas indígenas, pero se puede afirmar que no están dentro del circuito que comercia con la imagen o arte.

indigenas

Comunidades indígenas vendiendo en la calle. Tomado de www.panoramia.com

De acuerdo a lo anterior, el recelo de los indígenas en San Agustín es comprensible teniendo en cuenta el robo y/o intromisión que han padecido desde 1572 hasta hoy con el tráfico de piezas en el extranjero y hoy en su propia nación. Vemos como se venden generalizadamente y en las altas élites sombreros vueltiaos, hamacas y mochilas, son tejidos por indígenas que no reciben un porcentaje digno de su “mano de obra” y ni hablar de los que trabajan en sitios como la carrera Séptima en Bogotá, que venden por mil o dos mil pesos piezas como collares con tejidos complejos en mostacilla. Estos indígenas, en su mayoría, se encuentran en la ciudad forzosamente y han encontrado en los elementos que ellos fabrican en su contexto natural y cotidiano, un medio de subsistencia ya que resultan para los citadinos objetos exóticos.Vea la noticia del abandono del Estado a comunidades indígenas

El arte tiene una función social, en las comunidades indígenas ese valor va dirigido a lo ritual y espiritual, sus creaciones no están dirigidas a una exposición por lo que es difícil determinar si podríamos considerarlas arte teniendo en cuenta que el arte toma ese concepto de acuerdo a la aceptación y reconocimiento social que reciba. Jacanamijoy ha adoptado una figura errónea, su arte no es indígena ni indigenista, es contemporánea occidental, eso se evidencia incluso en que haga cuadros, eso no es propio de la tradición indígena sino del mundo occidental en el renacimiento. Sergio Roncallo Dow, profesor de Carlos Jacanamijoy expresó “el hecho de que el autor sea indígena influye sobre la percepción que la gente tiene de sus obras, sesga el acercamiento del público, pues ellos empiezan a buscar motivos  y retóricas indígenas, experiencias de lo minoritario y autóctono”, eso trae otro problema en el modo en que podemos considerar a un artista indígena.”

Enrique Uribe, investigador social, afirmó que el arte para los indígenas está dirigido al colectivo, mientras que para nosotros los artistas se les rinde homenaje como un creador individual, sin embargo Clara Pardo de Castrillón, docente en teorías comunicativas afirmó que cuando observamos creaciones indígenas a los latinoamericanos nos toca mucho porque estamos muy cerca, para nosotros la selva, tradiciones, ritos y cultura es algo que siempre queremos conocer, de la que tenemos preguntas, sobre la que tenemos inquietudes y esta es una forma de acercarnos a ese mundo.

La noción que en nuestro país se tiene sobre arte es muy amplia y tiene muchas bifurcaciones, todo depende de los ojos con que se mire, si se mira desde los ojos indígenas seguramente ni siquiera aparecería el concepto de arte.

Etiquetas:

Leave a Reply