|

Contenidos televisivos afectan el comportamiento de los jóvenes

Tomado de: Flickr

(Tomado de: Flickr)

Problemas en el autoestima, empobrecimiento de valores, pérdida de identidad son solo algunos casos que se pueden presentar en los adolescentes.

Esto fue revelado por diferentes estudios realizados en España, Perú y Estados Unidos, los cuales demuestran que esto es causado al exponerse repetidamente a los ‘programas basura’: Narco-novelas, Talk Shows y demás programas con contenido de violencia.

Con respecto a este tema, se habló con diferentes expertos quienes explicaron, bajo la perspectiva de cada uno, la influencia de la televisión y sus efectos en las conducta de los adolescentes.

Manuel González, director del Observatorio de Medios de la Universidad de la Sabana, habló de cómo dichos efectos pueden variar con respecto a la persona y de que manera ella es la responsable de la influencia de estos.

M.C.: ¿Que clase de efectos puede causar la TV en las personas?

M.G.: Se puede hablar de efectos de corto y largo plazo, de efectos deseados y no deseados. Hay cosas que se desencadenan dichos efectos por motivos que no están controlados, en buena medida. Estos efectos dependen de la misma persona. Hay personas que buscan los efectos en los medios por ejemplo, cuando una persona está aburrida y se quiere distraer. ¿Que es lo que quiere la persona? distraerse. “Voy a ver una serie o una película y me distraje”. El efecto es buscado, es lo que le individuo decida. Entonces la persona es la que determina, en cierta medida, lo que pasa con el contenido.

Esa visión en la que los medios hacen cosas espantosas en la cabeza de la gente es muy de los años treinta. Hay que ampliar un poco el marco conceptual, la mirada. El televidente también tiene que darse cuenta que no es una persona que está en el vacío simplemente, sujeta a lo que los medios quieran hacer con ella.

Por otro lado, Manuel Enrique Prada, psicólogo del Centro de Servicios de Psicología de la Universidad de la Sabana, mencionó cómo los jóvenes son vulnerables frente a estos contenidos, ya que ellos están a esa edad están en una etapa de desarrollo en su cuerpo.

M.C.: ¿Cuál es la influencia de la TV en la comportamiento de los adolescentes?

M.P.: En la adolescencia se presentan varios cambios en el ciclo vital. Cambios desde la parte hormonal, biológica, social, etc. Dentro de estos cambios, implica que ellos también modifican los valores, entendiendo a estos como lo que les motiva en su comportamiento. En esos valores, muchas veces todo lo que son los medios de comunicación influyen bastante. De acuerdo a como sea esa exposición frente a ese contenido, puede haber una influencia cerca de toda esa valoración cognitiva en ellos con respecto a la sociedad: qué es lo bueno o qué es lo malo, qué pueden hacer y que no; un establecimiento de los límites y las normas sociales.

M.C.: ¿De qué depende que estos contenidos tengan, o no, gran influencia en los jóvenes?

M.P.: Esto puede depender no sólo en la sociedad, sino en cada familia. Igualmente, influye la exposición del adolescente frente al televisor porque a mayor exposición va a haber una mayor recordación o recuperación de aquella información para otras instancias, no sólo de televisión sino de cualquier estímulo.

Ahora, la familia es el ente que enseña sus hijos que lo que se muestra en la televisión muchas veces no se acerca en nada a la realidad. Un gran ejemplo de esto son los dibujos animados en la niñez, los cuales pueden llegar a ser violentos. Sin embargo, es esa violencia que se ve desde la parte placentera como una broma o un juego. Otro ejemplo, es en algunas caricaturas que, a pesar de que muere algún personaje, vemos que este revive un capítulo después y sabemos que eso no pasa en la vida real. Pero, algunas veces a los jóvenes les cuesta identificar ese concepto, y si no se tiene ese apoyo educativo, ellos no entienden esta diferencia.

Desde otra perspectiva de la psicología, William Novoa, especialista en psicometría de la Universidad Nacional, habló de cómo los estereotipos afectan las relaciones que los jóvenes tienen con sus grupos sociales.

M.C.:En cuanto a las estereotipos que utiliza la televisión en los programas y comerciales ¿cómo puede afectar estos a los jóvenes,?

W.N.: En esa edad normalmente, en los grupos de amigos, se empiezan a armar como el estereotipo mismo del programa. Entonces, está la persona bonita, la persona fea. Todos esos personajes se empiezan a implementar en el colegio y eso va a hacer que haya unas personas que imiten la personalidad de alguno de los personajes de los programas que ven, como por ejemplo el niño antipático que no respeta a nadie, lo cual puede afectar las relaciones entre esos grupos de amigos y esto puede repercutir en el autoestima y la personalidad de los jóvenes. Igualmente, esto puede hacer que se genere cierto tipo de matoneo entre los compañeros.

M.C.: ¿Cuál debe ser la responsabilidad de la familia en los jóvenes frente los contenidos que se transmiten en la TV?

W.N.: Actualmente, vemos como la familia se empieza a superficializar, donde los padres no están pendientes de sus hijos y de lo que ellos ven la televisión. En algunos casos, los jóvenes están solos debido a que los padres tienen que ir a trabajar casi todo el día. Cuestiones que hoy en día son diferentes porque a veces los padres dejan a sus niños ‘educándose’ bajo la supervisión del televisor.

Lo importante y fundamental, cuando se se tiene hijos, es que ellos estén bien. Por eso los padres también deben estar pendientes de lo que ven los jóvenes porque, en la actualidad, hasta los ‘muñecos’ que se transmiten por televisión tienen un contenido que, en varias ocasiones, no es favorable para la formación de los hijos. Los padres deberían tener un registro mínimo de lo que el joven está viendo. Sentarse de vez en cuando con ellos para ver el contenido que se transmite y conocer, al menos un poco, de que se trata la serie, novela o las película.

Por último, Sebastián Martínez, sociólogo de la Universidad Nacional, sobre la posición que debería adoptar los televidentes frente a la televisión y así mismo influir para que el contenido que se transmite pueda mejorar y sea más educativo.

M.C.: ¿Cuál es la responsabilidad que debería tener el televidente frente a estos contenidos?

S.M.: El televidente debería empezar a preguntarse ¿que es la TV? ¿para que sirve? No quedarse sencillamente con que le ofrecen como espectador sino pensar más allá de las cadenas, que tienen como monopolio este negocio, y ver a la TV como una herramienta que le ayude a la humanidad. A partir de esto, empezar a pedir que mejore su contenido para que pueda mejorar nuestra humanidad. Que se vuelva en verdad una herramienta de todos y no sólo ese espacio vacío y sin saberes.

La recreación puede aportar mucho, pero no es que estemos teniendo una entretenimiento que en verdad podamos calificar que nos aporte en conocimientos. Es un entretenimiento que nos deja sentados y atontados, muchas veces. Otras veces sí tiene contenidos muy buenos, muy interesantes. Igualmente, ver que esta herramienta podría transmitir la educación del futuro para toda las persona. Este es un gran medio y lo estamos desperdiciando.


Etiquetas:

Leave a Reply