|

Esencias del cigarrillo electrónico causan enfermedades respiratorias

12953292_10209137647980372_1006405980_o

El vaporizador ofrece la ventaja de su consumo en espacios cerrados. Foto: Diego Pardo

Estudio de la Universidad de Harvard revela que el Diacetil, producto químico que conforma más del 75% de las esencias comercializadas en el mundo, genera consecuencias nocivas en pulmones y garganta. 

 

En la investigación se sometieron a prueba más de 51 tipos de cigarrillos electrónicos con las esencias más vendidas y que poseen sustancias químicas con funciones saborizantes dentro del líquido, como Diacetilo, Acetoína y 2,3 pentadoína. La prueba se realizó en una cápsula sellada que monitoreaba el humo emitido por el aparato, mostrando que al menos 1 de las 3 sustancias estaban presentes en 47 de los 51 cigarrillos electrónicos.

The Flavor and Extract Manufacturers Association (FEMA), asociación norteamericana encargada de evaluar la seguridad de sabores y productos en la industria alimenticia, puso en lista de ‘alta prioridad’ (medida que regula la seguridad de los productos para un tranquilo consumo) estos compuestos por el riesgo que generan a los pulmones, ajenos a las enfermedades que puede causar la Nicotina y demás elementos presentes en las esencias.

Estas sustancias están compuestas en su mayoría por glicerina y propilenglicol, compuestos que generan ardor en la garganta y alergias. También, están compuestas por agua destilada o ginebra, la cual sustituye el agua en algunas ocasiones para generar más humo, sumado a los saborizantes que poseen las sustancias ya nombradas. Se necesitan en total 20 gotas en diferentes porcentajes de estos compuestos para generar un 1 mililitro (ml) de esencia para el cigarrillo electrónico. Si la esencia se va a realizar con nicotina, se remplazan las gotas de agua por las de nicotina deseada, dependiendo de la concentración. La concentración de nicotina va desde 24 miligramos por ml, siendo esta la más alta, hasta 0 miligramos por ml, que se convierte en la meta para las personas que usan el vaporizador para dejar de fumar.

Alrededor del mundo existen más de 7.000 variedades de esencias, encontrando diversidad de sabores en tabaco, frutas, mentas, etc. Los frascos se consiguen de 7ml hasta 30ml y los precios varían entre los 10.000 y 30.000 pesos, dependiendo de la marca, cantidad y concentración de nicotina, si la tiene.

Ha tenido un preocupante crecimiento por el interés y atractivo que despierta en niños y jóvenes. Foto: Nicolás Montes

Aunque aún no están comprobados los efectos que tiene el uso del artefacto a largo plazo, los estudios revelan algunas enfermedades respiratorias asociadas al cigarrillo electrónico; pues la inhalación de las sustancia químicas de igual manera que el cigarrillo tradicional, termina almacenada en los pulmones. Las principales enfermedades son: neumonía lipoidea, broncocostricción, asma, cáncer de pulmón y bronquiolitis. Todas sin el adecuado tratamiento pueden generar severas consecuencias, inclusive la muerte, como es el caso del cáncer de pulmón, uno de los cáncer más frecuentes alrededor del mundo. Los síntomas más comunes de estas enfermedades son la tos, la dificultad para respirar y el dolor torácico.

El INVIMA (Instituto Nacional de Vigilancia de medicamentos y Alimentos del Ministerio de la Protección Social de Colombia) emitió un comunicado de alerta sanitaria en julio de 2010 advirtiendo que no ha autorizado los cigarrillos electrónicos en Colombia, que no tienen bondades terapéuticas, y que se desconocen los riesgos que pueda causar su uso; razones por las que no es considerado una alternativa para dejar de fumar.

Por su parte, la OMS (Organización Mundial de la Salud) en un comunicado en Julio de 2013 dice que no recomienda el cigarrillo electrónico como alternativa al cigarrillo convencional o como método para dejar de fumar, ya que no está demostrado científicamente el uso terapéutico del producto. Prohibiendo a los fabricantes del artefacto vender la idea del cigarrillo electrónico como herramienta para dejar de fumar.

Además, la SEPAR (Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica) explicó que a pesar de ser un medio prometedor para reducir el consumo de tabaco (sustentado en los estudios ECLAT y Bullen et al) es necesario regular su consumo para el bienestar de la salud pública y el interés que genera en niños y jóvenes al tabaquismo. Sumado, a una mediación del producto que intervenga en su producción y fabricación permitiendo ajustar el cigarrillo electrónico a estándares de salud y calidad.

Desde su nacimiento en 2004 en China y su distribución por todo el mundo después del 2009, el cigarrillo electrónico o vaporizador ha generado polémica en la mayoría de países. Convirtiéndose desde una prometedora solución terapéutica, hasta un estilo de vida.

 

Más Información:

  1. Descubren que los cigarrillos electrónicos producen enfermedades respiratoria
  2. Cigarrillo electrónico, ¿alternativa para dejar de fumar?
  3. Pros y contras de los cigarrillos electrónicos
  4. Así funciona un vaporizador
  5. Conozca las enfermedades producidas por el cigarrillo electrónico
  6. Impacto en el mundo sobre la toxicidad del cigarrillo electrónico
  7. Polémica por leyes para controlar el uso de vaporizadores en Colombia y el mundo

Etiquetas:

Leave a Reply